Características y tipos de suelos porcelánicos

suelo porcelanico

Características y tipos de suelos porcelánicos

Al elegir el tipo de suelo para tu vivienda o negocio es conveniente que tengas en cuenta diversos factores como son calidad, durabilidad, resistencia u originalidad. Conocer las características de los materiales te resultará beneficioso para elegir el pavimento que mejor se adapte a tus necesidades.

Actualmente, el revestimiento porcelanico se está convirtiendo en tendencia en interiorismo.

El suelo porcelanico está compuesto de porcelana y a diferencia del gres normal, que está fabricado con cerámica, es más resistente y duradero. Este tipo de revestimiento se utiliza tanto para exteriores como interiores, bien para formar el suelo o revestir fachadas y paredes interiores.

Características de los suelos porcelanicos

Los suelos porcelanicos se diferencian del resto por una serie de características personales que queremos detallarte:

– Están fabricados de una sola cocción.

– Tienen muy baja absorción al agua y a la humedad.

– Son compactos, antideslizante y muy resistentes.

– Se adaptan perfectamente a los cambios bruscos de temperatura.

– Pueden instalarse en cualquier estancia sin importar si es en la cocina, cuarto de baño, salón o dormitorios.

– Gracias a su versatilidad, podrás encontrar suelos porcelanicos imitando a otros materiales de mayor precio como piedra, mármol, granito o madera.

– El mantenimiento del suelo porcelanico es muy sencillo.

– La facilidad de colocación hace que este pavimento porcelanico se adhiera bien a cementos y a otros tipos de materiales.

De esta manera, se facilita la opción de colocarlo simplemente como elemento decorativo para darle, por ejemplo, un toque rústico al hogar.

Ventajas de los suelos porcelanicos frente a los esmaltados

Cabe destacar que ambos suelos se distinguen por su gran calidad, pero los suelos porcelanicos, con precios algo superiores, te ofrecerán una serie de ventajas que no podrán brindarte los esmaltados corrientes. A continuación pasamos a explicarte estos beneficios:

– Los suelos de porcelana te aportarán mayor durabilidad.

– Los suelos porcelanicos, con precios algo superiores al esmaltado, son recomendados para terrazas exteriores, zonas
húmedas y lugares de tránsito continuo.

– Brindan más resistencia y mayor aislamiento que los esmaltados.

– Resisten temperaturas más extremas gracias a su mínima porosidad. Por eso, el gres porcelanico es una solución perfecta para exteriores.

– Es especialmente recomendado para cocinas debido a que su procedimiento de fabricación se realiza a altas temperaturas y se
crea un material totalmente compacto en el que es difícil que penetre el agua y la suciedad.

Colores disponibles para suelos de porcelana

El suelo porcelanico no tiene limitaciones en cuanto a opciones de colores, pudiendo encontrar una variedad amplia para que puedas elegir. A día de hoy los fabricantes utilizan impresoras digitales innovadoras para estampar sobre la pieza el color elegido.

De esta manera se consigue que este tipo de revestimiento sea excelente tanto para nueva construcción como para reformar de viviendas de segunda mano.

Gracias a la versatilidad mencionada anteriormente, podrás darle a los revestimientos exteriores un efecto de continuidad visual único al elegir modelos que imiten a la pizarra o suelos que imiten al mármol.

Texturas para revestimientos de porcelana

Actualmente, los suelos porcelanicos con precios variables te ofrecen una variedad de texturas muy amplia. Podrás encontrar baldosas lisas y también rugosas, imitando materiales naturales como el corcho o consiguiendo un efecto madera que parecerá auténtico.

Aunque es aconsejable realizar juntas con anchura mínima de dos milímetros y hasta cinco milímetros, los acabados de los cantos pueden realizarse con biselados para que la colocación de las piezas contenga una junta mínima de separación diferente. Según el formato, así se deberá calcular la anchura ya que cualquier movimiento de dilatación podría afectar a la colocación de las piezas.

Existen los llamados suelos rectificados que son un tipo de baldosas que, una vez han sido fabricados, se recortan sus bordes obteniendo un canto recto. Los suelos porcelanicos rectificados son más uniformes y con unas dimensiones mucho más precisas que los que no lo son.

Formatos y tamaños de revestimientos de porcelana

Los tamaños que más se venden tienen forma rectangular y cuadrada aunque, debido a las nuevas tendencias, cada vez son más las personas que apuestan por estilos innovadores y arriesgados.

Los tamaños más habituales se encuentran en 10 x 10 cm para los revestimientos de los muros. Para las baldosas de los suelos se utilizan grandes formatos pudiendo alcanzar 90 x 150 cm o 120 x 120 cm y con un espesor de 8 a 12 milímetros.

Los formatos más comunes que podrás encontrar en tiendas especializadas de revestimiento son 30 x 60 cm, 60 x 60 cm, 80 x 80 cm o 60 x 120 cm. En chalets o edificios importantes pueden llegar a colocarse baldosas de 120 x 240 cm o incluso más.

Aunque es cierto que requieren de un proceso de instalación mucho más completo y costoso, el resultado es original, elegante y totalmente impactante.

Podrás optar a una amplia gama de atractivos y originales diseños con los que dar un toque personal a tu hogar. Así podrás encontrar piezas con
llamativos motivos y detalles geométricos o acabados mate o con brillo.

¡Analiza y estudia las diferentes opciones que tienes a tu alcance para conseguir resultados estupendos!

¿Qué precio tiene el suelo de porcelana?

Es difícil decir un precio exacto porque depende de su formato, calidad, acabado y fabricante. A modo orientativo podemos anotar que los suelos porcelanicos con precios  más ajustados oscilan entre un baremo de 20 euros / metro cuadrado hasta más de 80 euros / metro cuadrado, para una baldosa de 30 x 60 cm.

Mantenimiento de revestimientos porcelánicos

Aunque este tipo de revestimiento tiene un mantenimiento sencillo, queremos darte una serie de consejos y trucos.

Antes de aplicar cualquier producto de limpieza, es recomendable que limpies el suelo únicamente con agua y que pruebes el tratamiento que quieras echar en una zona pequeña y poco visible. De esta manera te asegurarás de no dañar el material.

Bajo ningún concepto debes limpiar el gres porcelánico con cera. Así evitarás la formación de capas de aceite y grasa que podrían formarse y hacer que las baldosas se volvieran resbaladizas y peligrosas.

En tiendas especializadas podrás encontrar productos específicos para este tipo de suelo. La mejor recomendación es consultarlo con un especialista del sector y apostar por ese producto que siempre ayude a mantener el suelo porcelanico como si estuviera recién colocado.