6 Consejos para el mantenimiento del gres porcelánico

6 Consejos para el mantenimiento del gres porcelánico

¿Tienes un fabuloso suelo de gres porcelánico y no eres capaz de limpiarlo? ¿Limpias y limpias y no consigues eliminar la suciedad? ¡No te preocupes! Por lo general, todos los pavimentos son susceptibles de retener suciedad en cierta medida, así que no te preocupes demasiado.

Para que un pavimento retenga más o menos suciedad, depende de las peculiaridades del propio pavimento, como pueden ser unos relieves más acentuados y unas texturas más rugosas.

Es importante que cuando escogemos el gres porcelánico que queremos, nos fijemos no solo en lo mucho que nos gusta ( que también ) sino que en sus características y particularidades de limpieza y mantenimiento.

El mantenimiento del pavimento de gres porcelánico es bastante sencillo: con una limpieza periódica a través de un lavado con agua y con detergente o también una solución ácida, vinagre por ejemplo, será suficiente para eliminar la suciedad.

Pero aveces nos encontramos con manchas muy difíciles de eliminar, que necesitan un tratamiento especial, como la utilización de productos específicos para limpiarlo, estos se han de utilizar con precaución.

  1. Jamás realices una limpieza ácida sobre el gres recién colocado, pues el ácido reaccionará con el cemento y este no fraguará, lo que producirá el posible deterioro de las juntas.

  2. Antes de que realices cualquier tratamiento químico, impregna la superficie a limpiar, con agua limpia. Esto prevendrá la posible absorción de los agentes químicos, que hemos utilizado, por el material de rejuntamiento además del soporte cerámico. Rápidamente después del tratamiento aclara la superficie, para así eliminar cualquier residuo químico que allá podido quedar.

  3. Además de las características del pavimento y/o el revestimiento, ten en consideración las recomendaciones del fabricante.

  4. Esta claro que debemos evitar cualquier golpe, punzonamiento y abrasivos, que sean capaces de romper, rayar o deteriorar el pavimento y/o revestimiento.

  5. Evita el uso de productos que estén compuesto con ácidos fuertes.

  6. Si utilizas un producto específico, por su nivel de acidez, aunque sea bajo, este se ha de utilizar en casos puntuales.

 

¿Cómo es el proceso de limpieza con un producto específico?

Lo primero verteremos el líquido directamente sobre la mancha, dejandolo actuar por unos minutos, después frotaremos enérgicamente con un cepillo de cedras plásticas rígidas. Y por último, aclararemos con abundante agua junto con nuestro limpia suelos habitual.

Si sigues estos consejos, podrás disfrutar de un gres porcelánico perfecto, libre de manchas y conservándose como el primer día.